Falta de hierro: más común de lo que imaginamos

Falta de hierro

¿Sabías que cerca de 2 de cada 10 niños y mujeres en México padecen deficiencia de hierro?

Tener deficiencia de hierro es mucho más que lucir pálida o sentirte cansada. Cuando nos hace falta hierro en pocas palabras disminuye la hemoglobina en nuestra sangre. La hemoglobina es una proteína que contiene hierro y que es indispensable para nuestra salud y bienestar, ya que realiza un trabajo muy importante: transportar el oxígeno por todo el cuerpo.

Si no consumimos suficiente hierro en nuestra dieta, por consecuencia nuestro organismo no recibe todo el oxígeno que necesita y como resultado nos sentimos cansadas o presentamos otros síntomas.

 

¿Por qué las mujeres embarazadas y los niños tienen mayor riesgo de padecer deficiencia de hierro?

La razón es porque durante el embarazo requerimos mayor cantidad de volumen de sangre y por lo tanto, de hemoglobina, para poder satisfacer nuestras necesidades y las del bebé. Mientras que en la niñez, el crecimiento y desarrollo se dan de manera acelerada, por lo que nuestro cuerpo en poco tiempo, incrementa la necesidad de sangre y de hemoglobina.

 

El hierro se obtiene principalmente de los alimentos, por ello es importante llevar una dieta correcta que incluya carne, vísceras, verduras verdes, leguminosas y cereales.

Así también, en el supermercado puedes encontrar alimentos fortificados con hierro, como galletas Marias Gamesa®, las cuáles están fortificadas con un tipo de hierro que nuestro organismo  puede absorber de 2 a 3 veces más que otros compuestos utilizados para la fortificación de alimentos, además contienen ácido fólico que es importante para la formación adecuada de células rojas y Vitamina A que puede aumentar los niveles de hemoglobina.

 

Presta atención a los siguientes síntomas y si te identificas con alguno acude a tu médico o nutriólogo:

  • Cansancio o debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Mareo
  • Sed en exceso
  • Sudor
  • Pulso débil y rápido; respiración agitada
  • Sensación de falta de aliento
  • Calambres en la parte inferior de las piernas
  • Síntomas de problemas del corazón (ritmos cardíacos anormales, soplos)

 

La deficiencia de hierro en niños está asociada con retraso en el crecimiento y en el desarrollo cognitivo, además están más expuestos a las infecciones. En los adultos, la falta de hierro puede producir fatiga y disminuir la capacidad de trabajo físico y la productividad laboral. En embarazadas se asocia con el alumbramiento de bebés de bajo peso y un incremento en la mortalidad. Otro dato interesante es que la deficiencia de hierro en nuestro cuerpo, puede inhibir la habilidad de regular la temperatura cuando hace frío y alterar la producción hormonal y el metabolismo.

Ojo. Las consecuencias de una deficiencia de hierro prolongada son irreversibles, pero es fácil prevenirla y controlarla. Visita a tu nutriólogo.

 

Bibliografía:

 

  • Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, (2012). Resultados nacionales. Instituto Nacional de Salud Pública.
  • The Committee of Nutrition, (2010), Clinical reports diagnosis and prevention of iron deficiency and iron-deficiency anemia in infants and young children (0-3 years of age). Recuperado de: http://pediatrics.aappublications.org/cgi/reprint/peds.2010-2576v1
  • National Institutes of Health, National Heart, Lung and Blood Institute, (2011). Anemia Guide: US Department of Health and Human Services.
  • Dary O, Freire W, Kim S. Compuestos de hierro para la fortificación de alimentos. Guías para América Latina y el Caribe 2002. Organización Mundial de la Salud. [Internet], 2002. [acceso 25 de abril de 2012]. Disponible en: http://www.paho.org/Spanish/AD/FCH/NU/FRM03_HierroGuias.pdf
  • Edited by Lindsay Allen, Bruno de Benoist,Omar Dary and Richard Hurrell, Guidelines on Food Fortification with Macronutrients, (2006) World Health Organization and Food and Agriculture Organization of the United Nations.
Compartir:
Top